En la más completa soledad murió un hombre que vivía en la colonia Progreso.
Debido a que sus vecinos detectaron que del interior de su vivienda se percibían olores nauseabundos, decidieron llamar a unos familiares, quienes, al ir a verificar el reporte, encontraron el cadáver en avanzado estado de descomposición.
Fue a las 16:15 horas cuando se reportó al C4 Municipal, que en el interior de una casa ubicada en la calle J. Mario Pani, en la colonia Progreso, había sido localizado un hombre muerto, desconociéndose hasta esos momentos la causa de su deceso.
Al lugar acudieron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” y una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
En una de las habitaciones encontraron el cadáver en avanzado estado de descomposición de quien fue identificado como Laurencio, de 53 años.
Cabe destacar que en el lugar se encontraba una persona que dijo ser el cuñado del ahora occiso, quien comentó que minutos antes su esposa recibió una llamada telefónica de unos vecinos de su hermano Laurencio.
Le informaron que tenían varios días que no habían visto a su familiar y que del interior de su domicilio se percibían olores nauseabundos, por lo que le pidieron que fueran a verificar, ya que temían que algo malo le hubiera sucedido.
Agregó que él se trasladó al domicilio de su cuñado y, tras estar tocando varias veces la puerta y no obtener respuesta, decidió brincarse y fue cuando lo encontró en ese estado.
Al lugar de los hechos acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado.
Luego de que no se encontraron huellas de violencia en la vivienda y se determinó que la muerte de Laurencio fue por enfermedad, se autorizó que un médico particular expidiera el certificado de defunción, a fin de que personal de una funeraria se hiciera cargo de los trámites correspondientes.