Diego Martínez
Agencia Reforma

El boxeo femenil mexicano está de luto. Jeanette Zacarías falleció en Montreal, cinco días después de la derrota que sufrió por nocaut ante la local Marie Pier Houle.

La peleadora de 18 años, y originaria de Aguascalientes, no pudo recuperarse de las lesiones que sufrió en el ring el sábado pasado, cuando recibió mucho castigo hasta que el réferi detuvo las acciones al final del cuarto asalto. Enseguida, Jeanette comenzó a convulsionarse en el ring y cayó desmayada mientras era atendida por su esquina.

Fue trasladada a un hospital y estuvo reportada toda la semana en estado crítico.

«Es lamentablemente. Hablé con su papá y me dio uno de los peores sentimientos, una pena terrible», dijo Mauricio Sulaimán, presidente del CMB y quien estuvo al pendiente de la peleadora a pesar de que era un pleito pactado a seis asaltos y que no era sancionado por ningún organismo mundial.

La conocida como «Chiquitaboom» dejó su récord en el boxeo de 2-4 (debutó en 2018), y llegó a ese pleito con dos derrota seguidas. Apenas en mayo había sido noqueada.

Para este pleito, Jeanette tuvo que presentar exámenes, incluso dos tomografías, en las que no presentó complicaciones.

Zacarías es la segunda púgil que muere en poco más de tres meses. A finales de mayo murió Saraí Arenas Alba, quien se sintió mal días después de pelear en Cuernavaca.