La muerte sorprendió a un albañil que se encontraba trabajando en una finca en construcción ubicada en el poblado de La Tomatina, en el municipio de Jesús María, tras sufrir un infarto fulminante.
El ahora occiso fue identificado como Fernando, quien contaba con 39 años. Tras confirmarse que su muerte fue por enfermedad, el agente del Ministerio Público de Hospitales, quien acudió al lugar de los hechos junto con personal de la Dirección de Investigación Pericial, autorizó que sus familiares se hicieran cargo de los servicios funerarios.
Los hechos se registraron el sábado a las 15:22 horas, en un predio ubicado en el poblado de La Tomatina, donde se realiza una obra en construcción. Inicialmente, en el número de emergencias 911 se recibió un reporte que una persona del sexo masculino había sufrido una caída y se encontraba inconsciente.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos de Jesús María y policías estatales, además de una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos al momento de proceder a brindarle los primeros auxilios a Fernando, confirmaron que había muerto a consecuencia de un infarto fulminante.
Cabe destacar que en el lugar de los hechos se encontraba otro albañil de nombre Juan Antonio, de 48 años, quien manifestó que se encontraba trabajando en compañía de su ayudante Fernando, quien en cierto momento le hizo el comentario que se sentía mal, para luego desplomarse al piso y quedar inconsciente.