Lo que se suponía sería una tarde de recreación, se convirtió en una tragedia familiar, luego de que un hombre que respondía al nombre de Francisco Javier, de 40 años de edad, perdiera la vida por sumersión en el bordo Santa Elena, ubicado en el municipio de Asientos.

Los lamentables hechos se registraron alrededor de las 18:24 horas, cuando el número de emergencia atendió un reporte de auxilio, en el cual solicitaban su presencia debido a que una persona de sexo masculino, que instantes antes había ingresado a nadar a dicho bordo, en determinado momento, se hundió sin que pudiera salir. De esa forma, elementos de la Policía Estatal, así como preventivos de aquella demarcación y personal de Protección Civil, se trasladaron al bordo ubicado en la carretera federal 22, casi en el entronque con la carretera federal 25, en la comunidad Ciénega Grande.

Al llegar los socorristas, lograron entrevistarse con una mujer, de nombre Sandra Maricela, de 38 años de edad, quien detalló que había acudido al lugar con su esposo y un amigo de éste; agregó que, en determinado momento, su marido ingresó a nadar al bordo, sin embargo, minutos después, comenzó a observar que, poco a poco, se estaba hundiendo hasta que lo perdió de vista, sin que nada pudiera hacer para ayudarlo. En consecuencia, elementos de Bomberos del Estado, quienes acudieron minutos más tarde, comenzaron con las labores de búsqueda, sin que, lamentablemente hasta el cierre de la edición, haya sido recuperado el cuerpo del hombre.

Será en el inicio de la jornada de hoy, cuando se retomen los trabajos para recuperar el cadáver.