Un hombre murió de manera trágica durante un incendio en el local comercial donde estaba viviendo. Aunque intentó salvarse refugiándose en el baño, cuando los Bomberos Municipales de Aguascalientes lo rescataron, ya había fallecido intoxicado por la inhalación de monóxido de carbono.
La víctima fue identificada como Luis Humberto, un comerciante de 58 años.
El incidente ocurrió el domingo aproximadamente a las 02:09 de la mañana, cuando un policía preventivo del Destacamento “Terán Sur”, que realizaba labores de vigilancia en la colonia Los Pericos, se percató de que salía bastante humo negro de un local comercial a través de la cortina metálica, en la calle San Isidro, casi esquina con la calle San Rafael.
El oficial detuvo la marcha para investigar y confirmó que efectivamente se estaba registrando un incendio en el interior, por lo que solicitó apoyo de los servicios de emergencia.
Momentos después llegaron más patrullas de la SSPM. Al notar la movilización, los vecinos informaron que en el interior del local vivía una persona del sexo masculino. Intentaron llamarle para que saliera, pero al no obtener respuesta, los oficiales forzaron la cortina metálica para ingresar, aunque para ese momento el incendio ya se había generalizado.
Con ayuda de los vecinos, trataron de sofocar el fuego con cubetas de agua. Poco después, llegaron la unidad UE-43 del Departamento de Bomberos Municipales de Aguascalientes y la ambulancia UE-53 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Los bomberos ingresaron a la finca y lograron sofocar las llamas después de algunos minutos. Posteriormente, encontraron al comerciante en el baño ubicado en la parte posterior, donde aparentemente se refugió para intentar salvarse. El hombre ya estaba inconsciente y fue llevado a la calle y recostado sobre la banqueta. Los paramédicos municipales confirmaron que ya estaba muerto.
Para realizar las investigaciones correspondientes, más tarde acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.
Hasta el momento se desconocen las causas que provocaron el siniestro. El fuego consumió un colchón, un sofá, unas cobijas y ropa varia que había en el local.