Espantosa muerte encontró un hombre tras ser aplastado por su mismo camión de carga que conducía, luego de que al dejarlo estacionado en una rampa, aparentemente se le “tronó” la palanca de velocidades y comenzó a deslizarse sin control.
El trágico accidente se registró el lunes a las 16:50 horas, en el interior de la empresa “Puente Negro”, dedicada a la producción y venta de materiales para construcción, que se ubica en la carretera estatal No. 39, a la altura del poblado Soledad de Arriba, en el municipio de Cosío, Aguascalientes.
La víctima mortal de este accidente fue el chofer identificado como Juan Francisco, de 34 años. Personal de la empresa de materiales para la construcción informó que minutos antes, Juan Francisco llegó en un camión materialista marca Kenworth, color blanco y placas de circulación de Aguascalientes.
Posteriormente, colocó el camión sobre una rampa para realizar la descarga del material que transportaba y enseguida se bajó con la finalidad de tomar un poco de agua. Sin embargo, repentinamente la unidad comenzó a avanzar sin control, por lo que Juan Francisco corrió para tratar de subirse y detenerlo.
Pero lamentablemente, al momento de hacerlo perdió el equilibrio y cayó al suelo, siendo en ese instante en que fue aplastado por las llantas del propio camión, que siguió avanzando varios metros hasta que cayó en una zanja.
Al lugar del accidente arribaron policías preventivos de Cosío, Bomberos Estatales y una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron que el chofer había muerto de manera instantánea. A fin de realizar las diligencias correspondientes, se trasladaron al municipio de Cosío los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.