José de Jesús López de Lara

Un joven murió ahogado al caer accidentalmente al arroyo “El Molino” y ser arrastrado por la corriente de agua.
Aparentemente, los hechos ocurrieron durante la madrugada del martes, aunque fue hasta que amaneció y una vez que descendió el nivel del agua que quedó al descubierto el cadáver, que quedó atorado en el pilar central de concreto del puente que se ubica a la avenida Luis Gil y casi cruce con la calle Bartolomé de las Casas, en la colonia Talamantes Ponce.
Cabe destacar que hasta el momento la víctima no había sido identificada y únicamente se informó que se trata de una persona del sexo masculino de entre 20 y 25 años.
Fue a las 08:40 de la mañana cuando en el número de emergencias 911, se recibió un reporte en el que se informaba que en el interior del arroyo “El Molino”, a la altura de la colonia Talamantes Ponce, se encontraba una persona del sexo masculino aparentemente ahogada.
De inmediato se trasladaron policías preventivos del Destacamento “Pocitos” y una ambulancia del ISSEA, quienes confirmaron el reporte, al observar el cadáver de un hombre que estaba atorado en posición fetal, en el pilar central de concreto del puente.
A fin de proceder con las labores de rescate del cadáver, arribaron más tarde los Bomberos Municipales de Aguascalientes.
Se logró establecer que a consecuencia de la lluvia que cayó el martes por la madrugada, el nivel del agua del arroyo “El Molino” se incrementó hasta alcanzar poco más de dos metros de altura, provocando con ello que la banqueta quedara cubierta por completo.
Se presume que el ahora occiso al ir caminando por la banqueta, perdió de vista el camino y al no percatarse del peligro en que se encontraba, cayó accidentalmente al arroyo y fue arrastrado por la corriente de agua, siendo de esta forma en que perdió la vida.
Fue hasta que bajó el nivel del agua que el cuerpo sin vida quedó expuesto, por lo que de inmediato los testigos llamaron a los servicios de emergencia.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE, quien dio la fe ministerial del cadáver.