Desde la contratación de guardabosques para la vigilancia del Bosque de Cobos y de la Mezquitera de La Pona, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable ha reportado dos detenciones y una baja en las conductas que atentan contra el equilibrio ecológico de estas áreas naturales protegidas, informó Sarahí Macías Alicea.
La funcionaria comentó que se ha implementado una estrategia para la vigilancia y el cuidado de las zonas protegidas de competencia municipal; derivado de ella, se han instalado casetas de vigilancia y se ha dispuesto de cinco trabajadores de la Semadesu para que cuiden el Bosque de Cobos, y de tres más para el resguardo de la Mezquitera de La Pona.
Agregó que desde la llegada del personal, se ha contenido de manera importante el tiradero de escombro clandestino, de residuos y demás actividades ilícitas en ambos espacios; “tienen actividades para el levantamiento de residuos, invitan a la gente que hace ciclismo y senderismo en la zona a no tirar basura”, comentó.
En el Bosque de Cobos se ha logrado evitar la realización de actos vandálicos, como el robo de malla ciclónica; “los guardabosques están haciendo una muy buena labor, fue un gran acierto de la administración”, expresó la titular de Semadesu.
Próximamente, se dotará de equipo táctico, bicicletas y motocicletas al personal que cuida ambos pulmones de la capital.
En tanto, ya se han realizado un par de detenciones en los lugares de resguardo; “se han apoyado de la Secretaría de Seguridad Pública para realizar detenciones de personas que buscan extraer materia vegetal, incendiar el predio y matar a la fauna que ahí converge con resorteras”, detalló Macías Alicea.
Recordó que no se puede dañar o alterar el equilibrio de las zonas protegidas por el municipio; si bien aún no se han implementado multas, quien sea sorprendido atentando contra el ecosistema será fuertemente sancionado.
“En las áreas naturales protegidas las multas son graves y además entra la Federación para sancionar”, concluyó.