Por mayoría, el Cabildo de Aguascalientes autorizó ayer la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2022 por la cifra sin precedente por 4 mil 217 millones 939 mil 500 pesos, es decir 589 millones de pesos más que el presupuesto de este año, la cual proyecta el incremento de 2 a 3% del Impuesto Sobre Adquisición de Bienes Inmuebles (ISABI) y un ajuste que se aplica en el impuesto predial.

A su vez, los regidores de oposición del PRI, MORENA, Movimiento Ciudadano se manifestaron en contra de la autorización del concepto de adelanto de participaciones federales por la cantidad de 160 millones de pesos con Banobras, lo cual implicará un pago de intereses entre un 5.2 y 6.5%.

El presidente municipal, Leonardo Montañez Castro, dijo que esta Ley de Ingresos tendrá una mejor captación de ingresos propios en el tema del impuesto predial e ISABI, ya que esto incide en la Federación, a mayor recaudación se favorecen más participaciones para el Municipio de Aguascalientes.

Informó que esta Ley de Ingresos 2022 se presentará antes del lunes 15 de noviembre al Congreso del Estado para su análisis y aprobación.

Gracias a la buena recaudación obtenida por el Gobierno del Estado, el Municipio de Aguascalientes accederá a 160 millones de pesos adicionales por participaciones federales para el 2022.

Aparte se tiene el proyecto del adelanto de las participaciones federales por otros 160 millones de pesos, el cual se trabaja con Banobras, para el tema de infraestructura hidráulica para la creación de una reserva nororiente para almacenar en dos tanques diez millones de litros y con líneas de conducción que beneficiaría a 80 mil habitantes.

Mediante un ajuste en el impuesto predial, la recaudación del ejercicio 2022 aumentará en aproximadamente 30 millones de pesos, con respecto a lo que se estableció para este 2021. Esto porque se aplica un aumento de 4% a la inflación, así como un tope de 15% en los valores catastrales.

Aparte, por el concepto del ISABI se accederá a una recaudación adicional anual por la cantidad de 79 millones de pesos. Después de 11 años de no hacer ninguna modificación, se aprobó un ajuste del 2 al 3% con tasa fija no progresiva, manteniendo las tablas de exención señaladas en la Ley de Hacienda, así como el 1.6% para la vivienda popular o de interés social; los recursos derivados de este ajuste se direccionarán a proyectos de primera necesidad.

Esta Ley de Ingresos para el siguiente ejercicio se destinará a la obra pública, a los servicios públicos, a la seguridad pública y en el desarrollo de infraestructura de panteones, Rastro Municipal y Relleno Sanitario.

¡Participa con tu opinión!