El diputado Cuitláhuac Cardona Campos presentó un punto de acuerdo para que el Municipio de Aguascalientes tome medidas reforzadas en la vigilancia e impida que la concesionaria Veolia cobre indebidamente por el suministro de agua potable, y que además, requiera un programa de apoyo a las familias que han resultado afectadas en lo económico en medio de la pandemia.
Lo anterior, en el marco de la sesión que celebraron los integrantes de la Comisión Permanente del Congreso del Estado, y subrayó que hay infinitos casos de abuso cometidos por la empresa concesionaria del agua en contra de los usuarios, y todavía es peor, dijo, pues el servicio que presta es deficiente y con altas facturaciones a usuarios de escasos recursos.
Invitó al resto de los diputados locales, a no permitir más abusos por parte de Veolia, antes bien, que también se dediquen a buscar mecanismos para que deje de operar en la ciudad de Aguascalientes dicha empresa francesa, esto luego de afirmar que la ciudadanía merece un mejor servicio y con tarifas justas.
Insistió que urge que la autoridad municipal, a través de los organismos y dependencias competentes, emprenda acciones de vigilancia para que se eliminen, “aunque sea en los últimos años de vigencia del título de concesión, las prácticas sistemáticas de aumentos no justificados o inexistentes en la facturación”.
Al estar en la última etapa la vigencia del título de concesión, “cuando la empresa no sólo ha recuperado la totalidad de su inversión, sino que ha disfrutado de enormes ganancias, es factible por ello solicitar un plan de apoyo a las familias con pagos diferidos, reducciones en los montos, así como la garantía de que nunca se cortará el servicio, debiéndose cumplir con la ley de la materia, y dejar el consumo mínimo para quienes no puedan realizar sus pagos”.
Cardona Campos subrayó que Aguascalientes es una de las ciudades donde se tiene el servicio de agua más caro del país, pero a la vez, es uno de los más afectados por las consecuencias adversas de la expansión del virus COVID-19 entre la población.
Además, resaltó que más de un tercio de la población trabaja en el sector servicios, que ha sido uno de los más afectados por las consecuencias adversas que trae el contagio del coronavirus, es donde ha habido recortes o paros laborales escalonados, lo que impide a muchos cumplir con el pago de servicios, máxime cuando son tan elevados cobros, como los que aplica Veolia.