Este fin de semana fueron clausurados de manera temporal seis establecimientos con permiso para venta y consumo de bebidas alcohólicas, de acuerdo a la ley y dentro de la competencia municipal. Dos de ellos se encuentran en la zona de tolerancia. Así lo informó el titular de la Dirección de Reglamentos del Gobierno capitalino, José de Jesús Aranda Ramírez.

El funcionario explicó que entre las situaciones más comunes que causan amonestaciones o bien la clausura, están el no respetar el horario de cierre, permitir la entrada o vender bebidas embriagantes a menores de edad.

Agregó que en esta gestión se han registrado dos casos de clausura definitiva, lo cual sucede por reincidencia, cuando se generan denuncias ciudadanas por afectar el orden público y otras faltas graves, donde incluso se puede iniciar un procedimiento para cancelar la licencia.

TAREA COTIDIANA. Recordó que los operativos de revisión a giros reglamentados y especiales se realizan de forma permanente durante las 24 horas del día y los 365 días del año. En lo que va de la actual administración la Dirección de Reglamentos ha realizado más de 317 mil visitas de inspección a establecimientos de giros con venta, consumo o distribución de bebidas alcohólicas, de las cuales se han ejecutado más de 900 clausuras temporales.

El funcionario añadió que en la actualidad, recordó que el Ayuntamiento capitalino contabiliza casi 4 mil 500 licencias reglamentadas, padrón que no ha crecido durante la actual administración. Aranda Ramírez apuntó que la instrucción de la alcaldesa Miriam Rodríguez Tiscareño es garantizar que las personas que acuden a los establecimientos, especialmente restaurantes, antros y bares, disfruten un rato agradable, en sana y ordenada convivencia.

TRABAJO COORDINADO. El director de Reglamentos Municipales detalló que los operativos realizan visitas en coordinación con otros niveles gubernamentales, como el ISSEA, tal y como sucedió este fin de semana pasado, donde el personal de cada dependencia trabajó de acuerdo a su competencia.