Unos policías preventivos de Asientos se encuentran bajo investigación de la Dirección de Asuntos Internos de la SSPEA, después de que golpearon brutalmente a un hombre que ya llevaban detenido y esposado.
Lo anterior quedó registrado en una cámara de vigilancia y que ahora es la principal prueba del abuso policiaco por parte de los elementos de la Policía Municipal de Asientos.
Todo se originó cuando una patrulla de la Policía Preventiva de Asientos interceptó un coche color negro y tres oficiales realizan una revisión corporal a dos jóvenes que viajaban en la unidad.
Mientras uno de los policías preventivos dialoga con el conductor, dos policías preventivos bajan violentamente al acompañante y tras esposarlo con las manos a la espalda, lo llevan hacia la patrulla. Posteriormente, con lujo de violencia lo someten y golpean, para después arrojarlo boca-abajo a la batea, donde todavía siguieron agrediéndolo.
Cabe destacar que en ningún momento el detenido opuso resistencia al arresto, por lo que los dos oficiales que intervinieron ya están siendo investigados.