Ramón Tomás Dávalos Olvera
El Heraldo

Un promedio de entre 10 a 15 menores de edad piden cada semana permiso para trabajar de manera legal. Héctor Gerardo Gómez Castro, titular de la Dirección General del Trabajo, informó que diariamente se reciben solicitudes de jóvenes que quieren ingresar al mercado laboral para ayudar a sus padres con los gastos, pero para ello deben cumplir con normativas en materia de estudio y horarios, entre otras.
En este sentido, precisó que a los jóvenes de 15 años se les puede dar permiso para trabajar, pero una de las condiciones para ello es que deben garantizar que continuarán con sus estudios; mientras que en el caso de los menores de 16 y 17 años, esta regla no aplica, sin embargo, deben presentar una constancia del último grado de estudios que han cursado.
Gómez Castro detalló que las jornadas de trabajo para los menores de edad no deben exceder las seis horas y media al día, y no pueden laborar en jornadas nocturnas después de las 10 de la noche; añadió que uno de los mayores rechazos a este tipo de solicitudes se dan cuando algún patrón desea contratar a un menor para que trabaje ocho horas diarias.
Manifestó que para solicitar este permiso, una persona de 15 años debe acudir a pedirlo acompañado de sus padres ante la Dirección General del Trabajo; y para aquellos con edades de 16 y 17 años, solamente requieren una carta firmada por sus padres, donde éstos les dan permiso para que puedan trabajar, así como una copia de su credencial de elector.
Para concluir, el titular de la Dirección General del Trabajo señaló que para los interesados en tramitar este tipo de permisos, deben acudir a estas oficinas, llevar un certificado médico, constancia de estudios, y que la empresa donde va a laborar haga una carta en la cual determine en qué se va a desempeñar el trabajador y qué horario tendrá; además de llenar un formato.