Los pacientes diabéticos son los de mayor riesgo a enfrentar complicaciones de salud graves de llegar a contraer coronavirus, señaló el médico infectólogo e internista, Francisco Márquez Díaz.

El también ex presidente del Colegio de Medicina Interna de Aguascalientes comentó que las personas diabéticas se vuelven más vulnerables ante el COVID-19, donde el cuadro es semejante: un padecimiento respiratorio con manifestaciones de fiebre, tos seca y ataque al estado general, sin embargo, aquí la situación es la poca tolerancia en cuanto a la reserva biológica si este cuadro se transforma en una enfermedad significativa y mucho más si es grave. “Si desarrolla neumonía pues tiene más riesgo de tener complicaciones renales, complicaciones cardiovasculares y pulmonares”.

Afirmó que en caso de que una persona diabética no esté controlada adecuadamente, si contrae coronavirus está en riesgo de sufrir graves problemas de salud que lo pueden llevar incluso a la muerte, ya sea por el daño que le pueda producir la neumonía o por una descompensación de los niveles de azúcar en la sangre. “La diabetes al descompensarse por elevación de la glucosa, genera deshidratación, ésta genera daño renal y de ahí una cascada de complicaciones que pueden afectar a todos los órganos vitales”.

Márquez Díaz enfatizó que si se tiene una diabetes controlada, se tendrá menos riesgo de tener complicaciones severas ante el coronavirus. “Es un factor que ya no podemos desaparecer, pero que sí podemos mejorar al entrar en compensación, lo mismo la hipertensión arterial y el tabaquismo. Posiblemente de los tres, el tabaquismo sería el factor más fácil de modificar en un momento dado para la población en general”.

Adicional a la diabetes, destacó que también la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y el tabaquismo son factores que han estado presentando mayor porcentaje de asociación con los enfermos de COVID-19. Afirmó que si bien son factores que no se pueden desaparecer en este momento en quienes las padecen, sin embargo, sí es una oportunidad para que las personas que tienen estas enfermedades se controlen.