José de Jesús López de Lara

Agentes de la Policía Cibernética y de la Policía Estatal desactivaron un múltiple secuestro virtual, al rescatar a tres trabajadores de una obra y a una joven mujer, quienes mediante engaños los mantenían en un hotel ubicado al norte de la ciudad.
Los extorsionadores telefónicos estaban solicitando 100 mil pesos al encargado de la obra para liberar a sus tres trabajadores, que supuestamente los tenían secuestrados; mientras que a la mamá de la joven le estaban pidiendo 200 mil pesos.
Todo se originó el pasado lunes a las 18:50 horas, cuando en el número de emergencias 911, se recibió el reporte de un supuesto secuestro múltiple de tres personas del sexo masculino, originarias de la ciudad de Monterrey, Nuevo León.
Los policías estatales que tonaron conocimiento de los hechos, se entrevistaron con la persona que hizo el reporte. El hombre dijo ser el encargado de una obra en construcción y señaló que minutos antes, recibió una llamada telefónica donde le informaban que tenían secuestrados a tres de sus trabajadores, por lo que si quería volver a verlos con vida, tenía que depositar 100 mil pesos a un número de cuenta.
Asimismo, señaló que trató de comunicarse con sus tres empleados que fueron identificados como Juan Andrés, Tomás Eduardo y Sergio Urei, pero ninguno de ellos contestaba el teléfono.
Al presumirse que se trataba de una extorsión telefónica, los agentes de la Policía Cibernética iniciaron con las investigaciones y con apoyo de policías estatales se procedió a buscar a los trabajadores en los diferentes hoteles, plazas y centros comerciales.
El operativo de búsqueda arrojó resultados positivos, cuando más tarde los tres trabajadores fueron localizados en el interior del hotel “Villa del Bosque”, que se ubica en avenida Aguascalientes Norte.
Cabe destacar que los policías estatales y agentes de la Policía Cibernética, se percataron que en el interior de la habitación también se encontraba una mujer identificada como Miel Yiquemeni, de 20 años, la cual también estaba siendo víctima de un secuestro virtual, pues a su progenitora le estaban pidiendo 200 mil pesos, luego de que le hicieron creer que la tenían secuestrada.
Cabe destacar que los tres hombres y la mujer presentaban una fuerte crisis nerviosa, por lo que al lugar de los hechos acudió una ambulancia del ISSEA para que se les brindara atención prehospitalaria.
Se logró establecer que las cuatro personas llegaron por sus propios medios al mencionado hotel, tras una serie de engaños por parte de los extorsionadores telefónicos.
Asimismo, se informó que la joven que se encontraba en la misma habitación, trabaja como recepcionista en el hotel “Vive Place”, en el cual se encontraban originalmente hospedados los tres trabajadores regiomontanos.
La joven argumentó que al encontrarse trabajando en el hotel, recibió una llamada de un sujeto que dijo ser integrante de la delincuencia organizada, mismo que la amenazó con matar a sus familiares y le exigió información de algunos de los huéspedes, datos que ella proporcionó por temor y que desencadenó los hechos ya señalados.