Crean impuesto global que afectará a las empresas multinacionales que operan en el mundo para evitar la evasión, con un gravamen de ISR de al menos un 15% que para México podría representar una derrama de 1,500 millones de dólares al año, destacó el ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.
El especialista comentó que ésta es una propuesta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) apoyada por Estados Unidos a través de su presidente Joe Biden y suscrita por 130 países entre ellos México, con el fin de que las empresas multinacionales como Amazon, Google, Facebook, entre otras, paguen un Impuesto sobre la Renta de 15% y con ello evitar que evadan el cobro y lleven sus ganancias a otros países conocidos como paraísos fiscales donde se cobra hasta un 9 o 12% de impuesto. “A nivel internacional son comunes las malas prácticas de empresas que generan ganancias en México por ejemplo y se llevan sus ingresos a otros países como Irlanda o Hungría, que son paraísos fiscales donde cobran muy poco impuesto, lo cual es injusto porque el dinero no se queda donde se produjo la riqueza y este acuerdo busca combatir eso”.
Recordó que la OCDE publicó una lista de 15 acciones que sugiere a los países para cobrar de manera más eficiente la recaudación fiscal, de las cuales México lleva aplicadas 12, siendo la más reciente el año pasado, la que tiene que ver con el gravamen de IVA e ISR a las plataformas de servicios digitales; y que para el caso de esta reciente medida suscrita a nivel mundial, nuestro país cobra un ISR a las empresas del 30%.
Detalló que de acuerdo con datos de la propia Secretaría de Hacienda, con esta nueva medida México podría recaudar unos 1,500 millones de dólares al año y los recursos podrían quedar contemplados en el Paquete de Presupuesto del próximo año 2022 que el Congreso de la Unión discutirá y aprobará a finales de este año. “Habrá que tomarlo como algo positivo para la Secretaría de Hacienda que inciden en el presupuesto y de darse los 1,500 millones de dólares serían completamente en beneficio del Gobierno Mexicano y de la ciudadanía, y aquí quienes pierden utilidades son los grandes corporativos”.