Alfredo González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras concluir el plazo del 1 de septiembre para regularizar a los trabajadores que subcontrataban, las empresas enfrentan el riesgo de sanciones de hasta 4.4 millones de pesos, advirtió Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios del Empleo Formal.
“Las multas pueden ser de 50 mil pesos, pero podrían llegar hasta 4.4 millones, que es lo que marca el reglamento en casos en casos en los que la autoridad considere que hay una flagrante violación a los derechos de los trabajadores, que es es la multa más grave”.
Consideró que lo más grave es que muchas empresas no han cumplido aún con la normativa de inscribirse en el Registro de Empresas Prestadoras de Servicios Especializados y Obras Especializadas (REPSE), de la Secretaría del Trabajo, porque desconocían que su actividad lo requería.
“No había quedado claro lo que puede considerarse como servicios especializados, por lo que estamos viendo que muchas empresas apenas se están inscribiendo a ese registro”, sostuvo.
Consideró que aun cuando las revisiones de la Secretaría del Trabajo no empezarán de inmediato, porque es un trabajo largo, será difícil realizarlas para la autoridad, pues hay más de 50 mil empresas que usan servicios especializados.
Las sanciones podrían darse en casos en los que la autoridad estipule que hay una violación o una defraudación fiscal, dijo.
Indicó que hay casos como los de las empresas de servicios contables, de auditoría o de alimentos que tienen personal que labora en forma esporádica o permanente en las instalaciones de sus clientes a las que ahora se les exige inscribirse al REPSE.