El Cabildo aprobó por unanimidad una iniciativa de reforma al Código Municipal que regula una sana convivencia entre vecinos en zonas habitacionales, limitando los niveles de ruido o decibeles que se generen al interior o exterior de las casas y que prevé sanciones hasta por 10 mil pesos para los infractores.
Frente a la alta contaminación de ruido en el Municipio Capital, el cuerpo edilicio estableció dos horarios para la emisión de aquél en una vivienda, el primero irá de las 6:00 horas a las 21:59 horas y el horario nocturno será de las 22:00 horas a las 5:59 horas, cuyos aparatos electrónicos no deberán pasar de los 50 decibeles.
El regidor Ernesto Saúl Jiménez Colombo precisó que las sanciones que se aplicarán serán de cuatro tipos, aunque no tiene fines recaudatorios, sino de impulsar conciencia y responsabilidad de los vecinos.
En primer lugar se hará un apercibimiento por escrito, si se registra una segunda queja al mismo vecino se le impondrá un trabajo comunitario, si persiste se aplicará una multa de 1,500 a 3 mil 500 pesos. Si reincide por cuarta ocasión habrá una multa de 3 mil 501 hasta 10 mil pesos, lo cual será dictado por un juez calificador.