Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Una nueva del Servicio de Administración Tributaria (SAT): el emisor de una factura que se vaya a cancelar debe avisarle antes de hacerlo o de lo contrario se hará acreedor a una multa de entre 5 y 10 por ciento del monto de la operación.
Box Factura, plataforma tecnológica para servicios de facturación, señaló que ahora es necesario que el emisor de un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) envíe una solicitud de cancelación a través del Portal del SAT o de los servicios de un proveedor de certificación e indicar los motivos con distintas claves.
Deberá apuntar «01», para el caso de comprobantes emitidos con errores en la relación; la clave «02», para los emitidos con errores sin relación, y la número «03», cuando no se llevó a cabo la operación.
La clave «04» deberá enterarse al SAT para facturas de operación nominativa relacionada en una factura global.
Luego, para la aceptación de la cancelación, el receptor de la factura recibirá un mensaje en su Buzón Tributario en el que se le informará que existe una solicitud de cancelación.
«(El problema es que) la forma en la que SAT envía actualmente las notificaciones no contiene información suficiente para saber de qué factura se trata, por lo que es necesario entrar a un sistema secundario para hacer el cruce y entender de qué factura se trata», expuso Rafael Soto, CEO de Box Factura.
Sostuvo que el proceso de cancelación de facturas provoca, además del riesgo de multas, un mayor costo para las empresas.
«Cuatro de cada diez cancelaciones de CFDI llegan sorpresivamente y para evitarlo las pymes que han logrado bajar esa cifra a un 5 por ciento o menos, han tenido que invertir 1.7 salarios adicionales en personas con formación fiscal y contable para revisar la ‘metadata’ del SAT, buscando cancelaciones manualmente».
Todo esto implica invertir grandes cantidades de tiempo y recursos humanos en investigar el detalle de por qué se cancela un CFDI.