Desde la legalización del aborto el 27 de diciembre de 2023, en cumplimiento con el mandato de la Suprema Corte, el Instituto de Servicios de Salud del Estado recibe hasta dos solicitudes de interrupción del embarazo por semana, informó José Manuel Ríos Velasco, director de Atención Primaria de la Salud.

Contrario a lo que podría pensarse, el 85-90% de las solicitudes provienen de mujeres adultas, específicamente aquellas en el rango de edad de 25 a 44 años, afirmó el médico.

Los servicios de aborto legal se ofrecen en el Hospital de la Mujer y el Hospital de Calvillo. Ríos Velasco señaló que las mujeres que decidan interrumpir su embarazo dentro de las primeras 12 semanas de gestación pueden acudir a estas unidades de salud para solicitar el procedimiento.

El proceso incluye la verificación de la edad gestacional mediante ultrasonido, así como una evaluación psicológica y médica para determinar si la paciente es candidata al procedimiento. Este enfoque multidisciplinario asegura que se consideren diversos factores de salud antes de proceder, explicó Ríos Velasco.

La mayoría de las mujeres que solicitan el aborto llegan antes de las 12 semanas de gestación, lo que facilita la realización del procedimiento dentro del marco legal establecido. No obstante, es fundamental una evaluación integral que incluya la condición física y los factores de coagulación de las pacientes.

Este servicio es un derecho sexual y reproductivo garantizado por la legislación vigente, y el ISSEA continúa trabajando para proporcionar una atención adecuada y segura a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo. Para más información, las interesadas pueden acudir a los dos hospitales para recibir orientación y asistencia.