Una mujer intentó suicidarse ingiriendo raticida, pero después se arrepintió y pidió ayuda a una persona que se encontró en el camino, siendo trasladada en condición grave al Hospital Hidalgo.
Cabe destacar que esta mujer identificada como Jessica, de 39 años, con domicilio en avenida Las Palmas del fraccionamiento Jesús Terán, también presentaba heridas cortantes cicatrizadas en las muñecas de ambos brazos, lo que hace presumir que hubo previamente otro intento de suicidio.
Los hechos se registraron el sábado a las 18:20 horas, en avenida Convención Poniente y esquina con la calle Jardines Eternos, en el fraccionamiento Panorama. En ese lugar, Jessica interceptó a una mujer y le pidió 20 pesos para pagar un taxi.
Posteriormente le dijo que se sentía mal, ya que había intentado suicidarse y que 30 minutos antes ingirió veneno para ratas, pero que ya estaba sintiendo los efectos de la intoxicación y se había arrepentido.
Tras reportarse lo ocurrido al C-4 Municipal, minutos después llegó la ambulancia UE-13 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, siendo trasladada a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde le detectaron una fuerte intoxicación por la ingesta de raticida.