Mario López
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-La actividad hipotecaria y la producción de vivienda en el País muestran signos de recuperación tras el impacto económico que causó la emergencia sanitaria, según el Reporte Anual de Vivienda 2021.

El análisis, elaborado por el Infonavit, detalla que desde el cierre de 2020, la banca y el Infonavit revirtieron la tendencia decreciente en la colocación de crédito observada al inicio de la pandemia, con incrementos promedio anuales de 46.2 y 11.1 por ciento, respectivamente.

Lo anterior se debió a la reducción de tasas de interés observada en la segunda parte del año pasado, así como a las acciones implementadas por el Instituto para estimular la colocación de crédito.

Además, la reciente modificación a la Ley del Infonavit permitió mejorar su oferta de créditos en beneficio de la clase trabajadora.

De ese modo, como parte de la recuperación en la actividad, al cierre del primer semestre de 2021, el saldo total de la cartera hipotecaria alcanzó los 2.9 billones de pesos, un aumento de 1.0 por ciento real anual.

En línea con el repunte del crédito, la producción de vivienda registrada en el Registro Único de Vivienda (RUV) también mostró signos de mejoría.

De enero a junio de 2021, la vivienda registró un crecimiento anual de 15.6 por ciento, lo que se tradujo en la construcción de 11.3 mil viviendas más en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Además, entre abril y junio, 217.4 mil viviendas reportaron avance de obra respecto del cierre del primer trimestre de 2021, lo que representa 46.3 por ciento de los registros.

Aunque la producción formal de vivienda aún no se recupera en su totalidad, el comportamiento reciente del mercado laboral es un indicador positivo.

De acuerdo con el Infonavit, al 30 de junio de 2021, el número de relaciones laborales formales en el País fue de 20.1 millones, lo que representó un incremento de 2 por ciento respecto del 31 de diciembre de 2020.

En el reporte también se informó que los principales resultados de la Encuesta Nacional de Vivienda (ENVI) 2020, en México hay 35.3 millones de viviendas particulares habitadas.

Del total de viviendas particulares 57.1 por ciento son propias y ya están pagadas; 16.4 por ciento son rentadas y 10.7 por ciento son propias, pero siguen pagándose bajo algún esquema de financiamiento.