Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- El Telescopio Espacial James Webb, el más potente puesto en órbita, reveló ayer la «imagen infrarroja más profunda y nítida del universo primitivo», apuntando unos 13 mil millones de años hacia atrás, informó la NASA.
La imagen plagada de puntos de luz de varios tamaños muestra las primeras galaxias formadas poco después del Big Bang y presenta objetos de luz tenue que nunca habían sido observados.
«Es un día histórico», celebró el Presidente estadounidense, Joe Biden, durante la presentación.
En la foto se ve una agrupación de galaxias llamada SMACS 0723 que, haciendo las veces de lupa, también mostró objetos del cosmos muy distantes detrás de él, gracias a un efecto llamado lente gravitacional.
Se espera que hoy la NASA revele otras imágenes. Los expertos podrán empezar a interpretar los datos recopilados. Esa etapa será el punto de partida de años de investigación.