Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La diputada morenista Salma Luévano mostró una figura de la muerte durante la intervención de la panista María Teresa Castell, lo que generó reclamos de «brujería».

En su intervención en tribuna, la integrante de la bancada del blanquiazul llamó a los legisladores de la fracción mayoritaria «diputados del narco».

Los diputados de Morena demandaron eliminar ese término del Diario de Debates; en respuesta, el presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez, dijo que haría la consulta para determinar si concedía o no la solicitud.

«¿No les gustó oír lo de narcodiputados? Pues entonces diputados del narco, también les queda perfecto», dijo la panista.

«¿No los vemos en las noticias exigiendo y hasta suplicando ayuda? Para ellos no hay dinero, no hay presupuesto, no existen, ah, pero no fuera para las obras del Presidente o sus programas sociales, ahí hasta el doble le están poniendo».

En la intervención, la morenista Luévano se paró frente a la tribuna, mostrando un esqueleto con una capucha negra y con la boca abierta, mostrando unos colmillos.

«Hay, gracias, ¿me la regalan al final?», contestó Castell.

El panista José Elías Lixa reprobó la acción de Luévano, pues dijo desconocer si se trataba de brujería o de una amenaza hacia su compañera de bancada.

«Llamó poderosamente nuestra atención que se han acercado con un símbolo de la muerte a nuestra oradora, no sabemos si constituye brujería o una amenaza de muerte, pero reprobamos el hecho que acaba de suceder y pedimos se llame a todas las bancadas a no hacer este tipo de actos que reprobamos», demandó.

La diputada Mariana Gómez del Campo también mostró una pancarta en la que se leía «No a la brujería».