Funerarias en Aguascalientes han redoblado todas las medidas de seguridad e higiene en cuanto al manejo de cadáveres por COVID-19, a fin de evitar contagios entre su personal y hacia los familiares de los deudos, señaló el empresario del ramo, Alfonso Linares Medina.
Estableció que todas las funerarias en el estado siguen al pie de la letra la Guía de Manejo de Cadáveres por COVID-19 SARS-CoV-2 de la Secretaría de Salud Federal, por lo que de entrada ya no se emiten permisos de traslado a otros estados o países para aquellas personas que fallecen por COVID-19. “Antes si la persona era de otro estado, venía a Aguascalientes y fallecía aquí, era común que se trasladara a su lugar de origen, pero ahora no, todos los que mueran por COVID aquí se quedarán, solamente se puede hacer el traslado de cuerpos cremados”.
En cuanto a los protocolos, explicó que una vez que la persona fallece de COVID-19, el personal de la funeraria acude al hospital debidamente protegido con un traje especial, con cubrebocas, guantes y caretas para recibir el cadáver amortajado y envuelto en una bolsa de plástico especial, la cual se desinfecta con una solución de hipoclorito de sodio al 0.1% para evitar el contagio. Una vez recibido el cadáver por la funeraria, se introduce en el ataúd que es previamente sanitizado y se sella. “El cuerpo del finado no se puede embalsamar, no se puede vestir, no se puede lavar, no se puede manipular de ninguna manera y se recomienda a los familiares la cremación directa pero también puede ser inhumado en algún cementerio municipal o privado”.
Comentó que anteriormente se daba la oportunidad a los familiares de realizar la velación hasta por 4 horas con el ataúd cerrado, sin embargo, en fecha reciente, la disposición de la autoridad de Salud cambió y ahora el cuerpo va directo al sepulcro o a la cremación. “Hoy los ritos son de manera diferente y eso provoca en las personas ansiedad y angustia porque no tienen la posibilidad de ver a su ser querido, por eso el personal tiene que ser demasiado compasivo para atender el servicio y hacer sentir a los familiares que estamos con ellos y entendemos la situación, pero lo que se hace es para la protección también de ellos”.