El trágico caso de la niña Montserrat, de tan solo 5 años de edad y que fue encontrada sin vida al interior de una planta, pudo haber sido un accidente y no un crimen, toda vez que en los primeros estudios realizados por personal forense no se encontraron lesiones de ningún tipo ni internas como externas.

Jesús Figueroa Ortega, Fiscal del Estado, detalló que el caso se está trabajando bajo los protocolos de feminicidio, al tratarse de una mujer y no existir de momento los elementos exactos para conocer las causas de la muerte de la menor. Sin embargo, aclaró que los resultados de la necropsia solo arrojaron que la víctima perdió la vida por sumersión y no por un ataque contra ella. Por lo anterior y con la finalidad de conocer las causas exactas de la tragedia, el cuerpo será sometido a un nuevo estudio de histopatología, resultados que se espera estén listos de dos a tres semanas, mismos que permitan aclarar científicamente las causas del deceso.

De acuerdo al Fiscal, existen al menos dos posibles teorías sobre lo sucedido, una de ella es que la menor habría entrado a la planta tratadora aprovechando que la puerta estaba abierta y sin vigilancia, mientras que la segunda es que Monstserrat, por su complexión física pudo haber ingresado aún cuando la puerta estuviera cerrada.

“En estos momentos contamos con elementos que indican que la menor no sufrió lesiones internas ni externas y que la causa de su muerte fue por sumersión. Tenemos que esperar los resultados de los demás estudios”, puntualizó el funcionario. (Por Rubén Torres Cruz/Heraldo Digital)