Amallely Morales
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La muerte de las abuelas pega directamente en el cuidado y la economía de una familia.
Al ser cuidadoras de los nietos en los hogares mexicanos, su fallecimiento provocó un aumento del 27 por ciento en el desempleo de madres que tuvieron que dejar el trabajo para atender a sus hijos, encontró un estudio de la Universidad Northwestern.
El levantamiento de datos se realizó entre el 2005 y el 2020.
El autor del estudio, Miguel Talamas, halló que en los hogares con mayores ingresos, la ausencia de las abuelas en el cuidado de los niños se sustituye por un particular, pero en los de menor ingreso implica que la mujer deja de trabajar.
«La brecha de género en la tasa de empleo es un problema central en el mercado laboral. Esta brecha se hace más grande cuando las mujeres dan a luz, reflejando el papel importante que juegan las abuelas en la formación de los niños», explicó el autor.
Esto, detalló, se debe a que las abuelas cuidan el 40 por ciento de los niños de seis años o menos, mientras los abuelos casi no figuran en las labores de cuidado de los nietos.
De acuerdo con el autor, incrementar las opciones de cuidados infantiles tendría un efecto significativo en la participación laboral femenina, lo que mejoraría el acceso de las mujeres a derechos que garanticen su equidad.
«Las mujeres de hoy pueden incrementar las oportunidades de las mujeres del mañana cambiando las percepciones y actitudes respecto al género, e incrementando las aspiraciones que tienen las niñas», aseguró.