Elthon García
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres personas murieron en un helicóptero privado que se desplomó ayer en Avenida Aztecas y del Imán, al sur de la Ciudad de México, en la Alcaldía Coyoacán.
Pablo Vázquez, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, confirmó que las personas fallecidas fueron el piloto, identificado como Armando Cervantes, y dos pasajeros.
Cervantes tenía licencia de piloto comercial vigente al 24 de enero de 2025 y constancia de aptitud psicofísica para poder volar hasta el 19 de julio de 2024, según informó ayer la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.
«Yo lo vi cuando ya estaba aquí cerca, pero algunos compañeros se dieron cuenta desde antes que empezara a caer», dijo Arturo, vendedor de un tianguis sobre Avenida del Imán.
«Dicen que primero se fue hacia La Cantera y ya luego regresó», agregó.
Autoridades locales detallaron que el helicóptero, un Bell Textron 206B con matrícula XA-PIP, era de uso comercial y que posiblemente presentó un paro de motor durante el vuelo.
La aeronave se fue en picada y quedó dentro de un predio utilizado como encierro de camiones de la Ruta 111, ubicado en la esquina con Delfín Madrigal, en la Colonia Pedregal de Carrasco.