Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres trabajadores de Pemex muertos y al menos tres más intoxicados, dejó ayer como saldo una presunta falla de energía en la Refinería «Antonio M. Amor», en Salamanca, Guanajuato.
De acuerdo con el Periódico AM, la falla provocó una fuga de gas tóxico que alcanzó a los trabajadores y ya no pudieron hacer nada.
Alrededor de las 15:00 horas, reportó el medio, se registró una falla de energía en la planta catalítica y la unidad 12 de la Refinería.
Como resultado de esta falla, se generó una nube de humo tóxica que afectó a seis trabajadores.
Los paramédicos trasladaron a los intoxicados al Hospital Pemex.
Sin embargo, señaló AM, tres personas fallecieron mientras recibían atención médica.
El estado de salud de al menos dos trabajadores se reporta como grave.
En videos compartidos en redes sociales se observa la emanación de gas, mientras que residentes de las colonias aledañas reportan fuerte olor a azufre.
Medios locales informaron que los trabajadores se encontraban trabajando en una caldera, de donde sacaron a cinco trabajadores lesionados.
Además, especificaron que se presentaron múltiples fallas en las plantas de proceso, acción que generó una nube amarilla al rededor de la refinería.
Fue por esto, dijeron, que la refinería hizo paro total tras el accidente.
Grupo REFORMA informó el año pasado que las refinerías de Pemex en Salamanca y Tula son dos focos críticos de contaminación atmosférica en el centro del País, con elevados riesgos para la salud.
El problema se agrava por el hecho de que operan al lado de centrales termoeléctricas que generan también muy altas cantidades de contaminantes del aire.
La refinería «Antonio M. Amor» de Salamanca generaba el 80 por ciento de la contaminación por SO2 en Guanajuato hasta marzo de 2023, según la Secretaría de Medio Ambiente estatal.
Esta falla eléctrica se suma a la registrada el pasado 3 de marzo, cuando un trabajador del taller de Pailería perdió la vida mientras reparaba un convertidor de la refinería.
Según expusieron, pudo haber inhalado gas, lo que habría provocado su muerte.
Esta falla eléctrica que derivo en la muerte de tres trabajadores, se suma a lo ocurrido el marzo pasado, cuando otro trabajador de PEMEX murió intoxicado cuando realizaban reparaciones a un convertidor en la unidad número 8, lo que ha causado la desconfianza de las personas en plataformas como Facebook.
Hasta anoche, ni la Refinería, ni Pemex, ni el director de la paraestatal, Octavio Romero, han emitido alguna información o comunicado sobre lo sucedido.