Una lamentable tragedia fue la que se registró en el municipio de Cosío, después de que un niño de tan sólo 2 años falleció tras haber ingerido veneno para ratas de manera accidental. La tragedia sucedió desde el pasado 29 de marzo, en el domicilio de la misma víctima.
El pequeñito tomó accidentalmente veneno para ratas que había en una botella y minutos después comenzó a sufrir los efectos de la severa intoxicación.
Cuando sus papás se percataron de lo ocurrido, de inmediato lo trasladaron a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos.
Sin embargo, debido a la condición crítica que presentaba, en una ambulancia del ISSEA fue canalizado al HGZ No. 2 del IMSS en Aguascalientes, donde permaneció internado hasta el viernes por la tarde en que finalmente falleció.
Cabe destacar que familiares del niño realizaron la donación de órganos, por lo que la Fiscalía General del Estado tuvo conocimiento de lo sucedido hasta el viernes por la noche, cuando personal de la Dirección de Investigación Pericial fue a recoger el cuerpo.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME y el agente del Ministerio Público de Hospitales iniciaron las investigaciones correspondientes.