Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En menos de una semana, un niño de 3 años de Hidalgo inició con síntomas de hepatitis, hizo falla hepática y hoy murió, informó Alejandro Benítez Herrera, secretario de salud de esta entidad.
En entrevista, el funcionario señaló que aunque aún está en estatus de «sospechoso», él considera que este caso se asocia con hepatitis infantil aguda de origen desconocido debido a la rapidez con que evolucionó la enfermedad.
No obstante, será hasta mañana cuando se conozcan los resultados de las pruebas enviadas al InDRE.
«El niño evolucionó muy rápido, empezó a mediados de la semana pasada. Lo llevan los papás al hospital de Tulancingo, empieza a empeorar, de ahí se traslada al Hospital General de Pachuca y finalmente se decide mandarlo al Centro Médico La Raza a su Hospital de Infectología del IMSS», detalló.
Benítez Herrera advirtió que la enfermedad del niño evolucionó tan rápido que no dio tiempo de preparar el transplante.
«Nos ganó la enfermedad», agregó.
Señaló que además en la entidad hay un brote familiar de dos hermanos y un primo que también tienen hepatitis sin que aún se conozca la causa.
«Tenemos un brote familiar, dos hermanos y un primo en una comunidad al norte del estado; estos tres niños están bajo vigilancia y supervisión», indicó.
Aunque se desconoce la forma de transmisión, ante la situación, el ejecutivo estatal ordenó que se activaran todas las medidas de bioseguridad adicionales.
«El consejo estatal de seguridad sesionó el día de ayer y se creó el grupo de trabajo para clasificar adecuadamente cada uno de estos casos», dijo.
La Secretaría de Salud indaga actualmente 21 casos de probable hepatitis infantil aguda de origen desconocido.
A principios de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue informada por primera vez de casos en Escocia detectados en niños menores de 10 años.

¡Participa con tu opinión!