José de Jesús López de Lara

Un bebé de 11 meses murió al caer en un bote con agua, en el interior de su domicilio ubicado en la colonia Nazario Ortiz Garza. Todavía con vida, policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” lo trasladaron a la Clínica Franco Brasileña, donde murió minutos después de su ingreso.
La tragedia se registró el viernes a las 12:04 horas, en una casa de la calle Manuel García Martínez. Los policías preventivos a bordo de la patrulla 0970-A1, realizaban labores de vigilancia en ese sector cuando observaron a un joven que salía corriendo de una vivienda, llevando a un bebé cargado en brazos.
Los oficiales se aproximaron con Juan Pedro, de 20 años, quien manifestó que al estar lavando su vehículo en la calle, al ingresar al domicilio se percató que su sobrino estaba sumergido en un bote con agua de 20 litros de capacidad, con la cabeza hasta el fondo, por lo que de inmediato lo rescató y al percatarse que estaba inconsciente salió a pedir ayuda.
Al percatarse los policías preventivos de la situación, de inmediato abordaron al joven con el bebé a la patrulla y lo trasladaron a la Clínica Franco Brasileña, donde lamentablemente ya nada se pudo hacer por el pequeñito que murió al momento en que los médicos iniciaban las maniobras de RCP.
A ese hospital llegaron minutos después los papás del bebé, dos adolescentes de 16 años, quienes no daban crédito a lo ocurrido. De igual forma, se presentaron para realizar las investigaciones correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.