Jesús Eduardo Martín Jáuregui

“Venceréis, pero no convenceréis”. Miguel de Unamuno.

(EL HORARIO DEL DIABLO.- Me lo contaron apenas ayer a propósito del horario de tío Lolo que cambió este fin de semana. Bajo la presidencia de Plutarco Elías Calles se hizo el ajuste del horario del país mayoritariamente a un huso horario, aunque FF.CC. permaneció con el antiguo, igual al de su similar allende la frontera. La maestranza y sus trabajadores se regían por el “horario del diablo”, así le decían, y el resto de la ciudad por el horario de Dios.)

 

El 12 de octubre de 1936 el general falangista español Millán Astray vociferó en la Universidad de Salamanca ante la presencia de sus autoridades y alumnos, en medio de un discurso del filósofo Miguel de Unamuno: “¡Muera la inteligencia…! ¡Viva la muerte!”,Unamuno ya indignado por discursos anteriores les respondió ante el estupor de los presentes: “Estáis esperando mis palabras. Me conocéis bien, y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. A veces, quedarse callado equivale a mentir. (…)Pero ahora acabo de oír el necrófilo e insensato grito “Viva la muerte” (…) esta ridícula paradoja me parece repelente (…) Me atormenta el pensar que el general Millán Astray pudiera dictar las normas de la psicología de la masa. Un mutilado que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, es de esperar que encuentre un terrible alivio viendo cómo se multiplican los inválidos a su alrededor (…) Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaríais algo que os falta: razón y derecho en la lucha”. (Tomado de Daniel Escotorín, Página 12).

La efeméride está cercana, fue un doce de octubre y se han dicho tantas sandeces en ocasión del descubrimiento de América, algunas cargadas de un resentimiento que al no encontrar un referente cercano contra el cual descargar su impotencia, lo hacen contra un fantasma que tiene mas de quinientos años y que como todo fantasma que se precie, sólo se les aparece a los que creen en él. Los europeos buscaban, encontraron. No encontraron lo que creyeron encontrar, descubrieron un nuevo mundo. El choque de culturas sin duda fue terrible, mientras en América se seguían amontonando piedras, en Europa se construían los grandes palacios del Renacimiento. Sin ánimo peyorativo ninguna de las grandes construcciones de las poblaciones precolombinas del Nuevo Mundo es comparable al Partenón o al Foro Romano. El verdadero trauma fue ese salto descomunal que tuvieron que dar los habitantes de aridoamérica.

El terreno para el enfrentamiento ha sido cuidadosamente abonado por un experto en la división y el enfrentamiento. Morena no es sino México en escala menor. Uno de los resultados de la división de su movimiento, fue la incapacidad de reunir ni siquiera diez mil personas en una marcha que pomposamente se anunció como la del millón. Si logra recomponerse Morena, el caudillo, el tlatoani, el predictador le aprovechará, si no ya tiene tres partidos más de los que podrá disponer previas componendas, como siempre lo ha hecho, para seguir usufructuando el poder.

En un pueblo ignorante, empobrecido, humillado y dolido, prenden fácilmente los mesías reivindicadores. La iglesia “La luz del mundo”, la proliferación de sectas en el sureste y los charlatantes pseudo taumaturgos que se valen de los medios de comunicación para explotar incautos, tipo “Pare de sufrir”, no digamos las corrientes “new age”: religiones a la carta, son una muestra clara de la vulnerabilidad de la población para aceptar la doctrina mas descabellada y mansamente ser esquilmada.

López Obrador, el “Peje” ha desarrollado una gran habilidad para nadar en ríos revueltos, que ha adicionado con la capacidad para crear esos escenarios. Eso se pone de manifiesto cuando echamos una mirada retrospectiva a su carrera política, sus saltos chapulinescos, sus extrañas alianzas, su fingida humildad y su papel de víctima rumbo al cadalso de los conservadores. Desde el bloqueo de carreteras y los incendios de pozos petroleros hasta las deliberadas difamaciones en contra de quienes manifiestan alguna crítica tildándolos de enemigos del pueblo que él encarna, son todas puestas en escena concientemente para crear las condiciones en las que él se desempeña mejor.

López Obrador sin duda es un populista, sin duda un predictador, sin duda mas derechista y conservador que los grupos que tacha de conservadores. Su trabajo sistemáticamente debilitador y destructivo de las instituciones de control y de los órganos y procedimientos democratizadores, que tantas luchas habían costado al pueblo mexicano, ha ido minado grupos y personas. Su labor de zapa un día sí y otro también, que no disminuye ni siquiera los fines de semana  me recuerda un chiste oído en Cuba, en el Casino Andaluz de La Habana, en los años de la decadencia del Comandante: Dice un cubano a otro: “Oye chico mi televisor e’ta roto, pone un canal, ve un viejo de barba habla que te habla, pone otro canal ve el mismo viejo habla que te habla, pone otro canal y el mismo viejo habla que te habla, e’ta roto mi aparato”, “No chico, no e’tá roto, e’el patrón de aju’te”. Ni más ni menos.

El principal enemigo de un gobernante populista, de un aprendiz o un dictador en forma es la gente pensante, la gente crítica, digamos la “inteligencia”, de allí que lo mas saludable para ese tipo de gobernantes es la muerte de la inteligencia, pero, si eso no lo puede lograr, lo importante es convertirla en su aliada, valerse de ella para mostrarse como la víctima, como el mártir, como el mesías en el viacrucis.

El reto de la “Inteligencia” debería ser, valga la redundancia, ser mas propositivos y menos opositores.

 

(LA GUARDIA INCIVIL.- En los países democráticos el Ministerio de Defensa se encuentra encomendado a un civil. Se cita a Winston Churchill que afirmaba que la guerra era un asunto demasiado delicado como para dejarla en manos de los militares. En tanto en Chile la población mayoritariamente votó por el cambio de la Constitución, herencia militarista de la dictadura de Pinochet, en México seguimos dando pasos hacia una dictadura apoyada en el militarismo. Ni la guardia civil es civil.)

bullidero.blogspot.com                 facebook jemartinj                twitter @jemartinj