Solamente uno de cada diez aspirantes a estudiar la carrera de Medicina en la Universidad Autónoma de Aguascalientes logró su propósito; fueron más de 1,200 solicitudes y la oferta se reduce a 140 espacios, reveló el rector Francisco Avelar González.

“Se trata de la carrera de más alta demanda en la UAA y por lo tanto la competencia por cada lugar es sumamente fuerte”, agregó, al tiempo de referir que las carreras tradicionales siguen marcando tendencia entre los jóvenes preuniversitarios.

Sin embargo, hubo este año un ligero incremento en el interés por acceder a las carreras relacionadas con Educación, donde la Institución se está esforzando por posicionarlas como opciones de demanda media-alta, así como en las ingenierías en sus diferentes modalidades.

En entrevista, el rector anunció que como cada año, la UAA publicará una segunda lista de admitidos, advirtiendo que será sumamente corta ya que se forma sólo de las vacantes que quedan al concluir el periodo de inscripciones.

“Hay jóvenes que hacen dos o tres exámenes de admisión y al momento de tomar la decisión definitiva optan por alguna institución diferente a la UAA y su lugar queda vacante; esto se sabe sólo al término del periodo de inscripciones y entonces por prelación se da el lugar a los jóvenes que siguen en el listado”.

En ese sentido, informó que su publicación será el viernes 4 de agosto en el sitio de la UAA, pero advirtió que no en todas las carreras hay vacantes.

Avelar González afirmó categórico que el proceso es objetivo, claro y externo, no responde a influencia alguna y bajo fe pública se hace constar que su desarrollo y el contenido de las listas responde al lugar que cada estudiante logra en su evaluación, por lo que no debe haber lugar a suspicacias.

Finalmente, expresó su solidaridad con los jóvenes que no lograron un lugar en la Institución, al igual que con sus padres; los invitó a prepararse más y participar en la siguiente convocatoria, recomendando que en el ínter se preparen en el manejo de idiomas, una vía que abona a la competitividad personal en cualquier actividad en que se desempeñen o cualquiera que sea la carrera a la que finalmente se inserten.