Esta época de cierre de año viene acompañada de un ambiente de buena energía y empatía que trata de alegrar a los demás con ciertos actos hacia el de al lado con el objetivo de compartir un poco de lo que tenemos. La Navidad se convierte en una de las épocas más emotivas del año, sin duda, al ser este un año atípico lleno de dificultades o momentos complicados toma mayor relevancia e importancia que se viva el espíritu navideño al mil por ciento tratando de regalar sonrisas.
Los integrantes del Moto-Club Vikingos acompañados de sus familias tuvieron esa iniciativa de buscar compartir momentos de felicidad en este cierre de año, por lo que realizaron una colecta de obsequios en los últimos días. La respuesta fue exitosa reuniendo una importante cantidad de regalos que fueron entregados este domingo a la comunidad de Lomas de Nueva York. Además de juguetes se entregaron dulces y piñatas a los niños de la comunidad quienes recibieron con alegría y emoción todos los presentes navideños.
El día fue cerrado con una pequeña convivencia entre los Vikingos y los niños de la comunidad que agradecieron el gran gesto del Moto-Club. Todo esto se realizó con los protocolos de sanidad ya conocidos, ponderando todavía el cuidado de todos los implicados tratando de reducir la posibilidad de contagio por COVID-19.