Si de por sí dar la noticia de que un ser querido ha fallecido es difícil, hacerlo en tiempos de coronavirus lo hace todavía más complicado, máxime cuando la persona entró al hospital contagiado y de llegar a morir por esa causa, no habrá despedida del cuerpo como la familia y amigos quisieran.
Octavio Jiménez Macías, director de Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud del Estado, dio a conocer que las disposiciones federales han cambiado para los casos de decesos por COVID-19; “en un principio se había dicho que se daría la oportunidad de 4 horas de sepelio, pero a los pocos días cambió la disposición y ahora el cuerpo va directo al sepulcro o cremación”.
Ha sido un tema por demás delicado, es así que cuando ocurrió aquí el primer deceso por coronavirus, ninguna funeraria quería brindar el servicio, “tuvimos que hablar claro con ellos y darles a conocer que en los hospitales hay un manejo de protocolo de seguridad y que ellos podrían disponer del cuerpo sin ponerlos en riesgo”.
Por lo pronto la indicación que se tiene desde la Federación es que el cuerpo del fallecido debe ser inmediatamente sepultado o cremado, si acaso se dan 2 minutos a un par de familiares para que den fe de que se trata de su ser querido, se les entrega con el protocolo sanitario adecuado, para que en las funerarias los incineren cuando así se haya decidido por la familia.
Jiménez Macías comentó que si bien los administradores de las funerarias han entendido bien la disposición y en la actualidad todos están en condiciones de brindar el servicio, resulta complicado y conmovedor tratar con los familiares, pues por obvias razones, ante su dolor ellos quisieran despedirlo de manera tradicional, con algunos se complica más hacerlos entender, pero otros aceptan las causas del por qué hacer las cosas de inmediato.
“Cuando ha ocurrido alguna defunción por COVID-19 se da seguimiento para que no haya contacto alguno con el cuerpo y así evitar riesgos para los familiares, los hospitales y las funerarias, con la claridad para los deudos de que no hay manera de despedirlo en físico, sólo en cenizas o el sepelio inmediato”, reiteró.