Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, señaló que su partido no tendrá una elección fácil debido a la intromisión de los gobernadores de Oposición.
De visita en Baja California Sur para ratificar la candidatura de Víctor Castro Cosío a la gubernatura, aseguró que los mandatarios estatales intentarán alterar la voluntad del pueblo para “regresar a la época de los moches y el desvío de recursos”.
“Sabemos que no es una elección fácil, porque al igual que aquí (BCS), en otros 24 estados, vamos en contra de gobernadores de Oposición. Gobernadores que siguen siendo los mismos delincuentes electorales de siempre. Para ellos no ha habido transformación”, acusó.
En especial, aseguró que su candidato en BCS no tendrá un camino sencillo, ya que se enfrentará al gobierno del panista Carlos Mendoza Davis.
Delgado acusó a Mendoza Davis de intervenir en el proceso electoral, luego de que difundió un video apoyando al candidato del PAN, Francisco Pelayo.
“Sabemos que los gobernadores, como el de aquí, van a querer meter la mano, para alterar la voluntad popular. Lo vemos ahora de manera muy descarada, con ese video muy aburrido que publicó, donde cuenta sus aventuras, sus anécdotas con el candidato del PAN, conmovedora.
“Nada más le recuerdo, que fue senador de la República y el otro (Pelayo) diputado federal cuando se aprobó la reforma energética y pues todavía huele a pólvora de los cañonazos que les dio el PRI para que votaran a favor”, denunció.
Por otro lado, el dirigente desestimó las intenciones de militantes de BCS de abandonar el partido ante la inconformidad del grupo afín a la alcaldesa de Los Cabos, Armida Castro, por no haber logrado la postulación a la gubernatura.
Delgado indicó que no está en duda la candidatura Castro Cosío, ex delegado federal de los programas sociales en la entidad.
“Está más firme que nunca esta candidatura. Por una razón además, por dos, porque la gente así lo decidió y porque vamos a ganar”, puntualizó.
A pesar de los reclamos que ha habido sobre el resultado de las encuestas, el dirigente de Morena defendió este método como el mejor para definir a los candidatos del partido.
“Nosotros tenemos procesos abiertos, damos la oportunidad a quien quiera participar, que participe, con las reglas de nuestro partido, donde la gente decida”, afirmó.