Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Diferencias sobre el contrato colectivo del Monte de Piedad hicieron que estallara una huelga en febrero.
Ahora, su futuro está en el aire.

Huelga histórica
En la historia de esta institución, con 250 años de existencia, sólo se recuerda una huelga previa en 1997.
En el actual conflicto, la institución y el Sindicato Independiente de Nacional Monte de Piedad, dirigido por Arturo Zayún, llegaron a un acuerdo preliminar que se espera sea ratificado por los trabajadores este 14 de marzo; ahí se juega el futuro de esta empresa prendaria.

Conflicto de años
El conflicto laboral en Nacional Monte de Piedad data de tres años atrás, y se debe a posturas encontradas entre la administración de la institución de asistencia privada y el Sindicato.
En el año 2022, la administración incluso intentó cancelar el contrato colectivo de trabajo a través de un Conflicto Colectivo de Naturaleza Económica que promovió ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), debido a que consideró que existen cláusulas onerosas que hacen inviable a la institución.
Esto resultó en más de 300 trabajadores separados de sus cargos.
El Sindicato ha manifestado que no existe información que indique que la institución atraviesa por una crisis financiera.

Intermediación
En 2023, el Monte de Piedad y el Sindicato solicitaron la intervención de la Secretaría del Trabajo (STPS).
En agosto del año pasado se acordó iniciar una ronda de mesas de diálogo en la que se buscó acercar las posturas de las partes en una agenda de 13 temas del contrato colectivo de trabajo.
En noviembre pasado, las partes solicitaron a la STPS dar por concluidas las mesas de negociación y realizar una propuesta de convenio.
Durante este periodo, las partes habían acordado ante el Tribunal Federal de Asuntos Colectivos solicitar diversas prórrogas al emplazamiento a huelga por revisión salarial, en vista de los avances conseguidos con apoyo de la Secretaría.
La última prórroga de 2023 se otorgó a solicitud del Sindicato el 20 de diciembre, la cual tenía el primer minuto del 30 de enero de 2024 como fecha del estallamiento.
El mismo 30 de enero, la STPS entregó la propuesta de convenio de manera formal al Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) y al Tribunal Laboral.

Estalla la huelga
A pesar de meses de negociaciones y que se había llegado a un 90 por ciento de acuerdos en los temas que estaban sobre la mesa, el 15 de febrero de 2024 estalló la huelga en el Monte de Piedad.
Con esto cerraron 300 sucursales distribuidas en todo el País y se quedaron en paro 2 mil 300 trabajadores.
Esta medida afectó a unos 19 mil clientes que a diario recurren a esta institución a empeñar sus bienes.
El año pasado, la institución otorgó 7.2 millones de préstamos, por un monto de 28.5 mil millones de pesos.

Acuerdos preliminares
Existen acuerdos previos, como un reajuste a mil 950 plazas mediante mecanismos de jubilaciones y liquidaciones potenciadas voluntarias; respetar las jornadas de 40 horas semanales previstas en el mismo contrato colectivo; abrir sucursales en domingo bajo acuerdo con el sindicato; modificaciones al régimen de pensiones; aumento salarial de 18 por ciento; mantener intactas las prestaciones en su mayoría; reinstalación de despedidos; entre otras.
También trascendió que entre los acuerdos está el pago de salarios caídos durante la huelga.
La última palabra la tendrán los trabajadores, que tendrán que emitir su voto este 14 de marzo, de 12:00 a 16:00 horas, para definir si aprueban los acuerdos preliminares y se levanta la huelga.