El Instituto Nacional de Estadística y Geografía presentó el Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Pesados, el cual se encargará de concentrar toda la información de las empresas afiliadas a la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones A.C. para conocer a partir del próximo mes y posteriormente de manera subsecuente el comportamiento de la industria.
Actualmente, el sector se encuentra severamente afectado con una reducción significante en ventas al mayoreo y menudeo, por lo que su recuperación podría tardar hasta cinco años.
El presidente del INEGI, Julio A. Santaella, indicó que la divulgación de la información referente a la producción y comercialización de unidades pesadas permitirá conocer un panorama completo de la industria y de esa forma apoyar a los usuarios de los ámbitos público, privado y académico.
A pesar de que la producción de automóviles y camiones ligeros y pesados ha destacado como la principal actividad manufacturera, la cual llegó a contribuir en el 2018 con la generación del 11% del Producto Interno Bruto para ese sector, en los últimos meses la productividad en esa industria ha ido a la baja, como parte de los estragos ocasionados por el periodo de confinamiento a consecuencia del COVID-19 que obligó a las empresas a suspender actividades, por lo que especialistas proyectaron una recuperación lenta que incluso podría tardar hasta el 2025.
De acuerdo al registro de ventas al menudeo de vehículos pesados durante abril y mayo, se reflejó una importante baja correspondiente a 1,106 unidades y 1,352, respectivamente, contra las 2 mil 225 unidades comercializadas en marzo pasado. Mientras que las ventas al mayoreo también han tenido un descenso, al pasar de las 2 mil 094 ventas en marzo, a 919, 745 y 1,985 durante abril, mayo y junio, respectivamente.
La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores prevé para este año en el mejor de los escenarios una caída en ventas del 39% y hasta del 47% en el caso más extremo, muy por detrás de las 40 mil unidades comercializadas en 2019.
Por su parte, la Asociación Nacional de Productores de Autobuses Camiones y Tractocamiones A.C. consideró necesario incentivar el financiamiento a favor de los micro y pequeños empresarios para la adquisición de unidades pesadas, lo que podría contribuir en mayor manera a la recuperación económica del sector.