La Secretaría de Obras Públicas Municipales, encabezada por Miguel Ángel Huízar Botello, advirtió sobre la posible ocurrencia de más microsismos en Villa Teresa, El Cóbano y La Estrella, derivados de la falla geológica activa que se extiende desde Casablanca hasta Villa Teresa, la cual está siendo constantemente monitoreada por las autoridades.
El funcionario señaló que, durante la temporada de lluvias, la incidencia de microsismos tiende a aumentar, por lo que Protección Civil y Obras Públicas mantienen una vigilancia constante.
La falla oriente, considerada la más activa de la región, atraviesa diversas colonias y ha causado daños en el pasado. Se estima que más de 50 viviendas han sido afectadas, algunas de las cuales han tenido que ser deshabitadas.
Huízar Botello instó a la población a estar alerta y a realizar inspecciones visuales en sus hogares. Grietas en los muros, especialmente aquellas que se presentan en un ángulo de 45 grados, pueden indicar un asentamiento diferencial provocado por la actividad sísmica. Explicó que se ha invertido en infraestructura para reducir el impacto de estos fenómenos en los pavimentos, especialmente en áreas críticas como los anillos de circulación de la ciudad.
El gobierno municipal pone a disposición de los ciudadanos cartografías detalladas en sus páginas oficiales, donde se puede observar claramente la ubicación de las fallas geológicas. Estas medidas buscan preparar a la población y minimizar los riesgos asociados con la actividad sísmica en la región.