En un hotel del municipio de Ojocaliente, Zacatecas, fueron localizados tres integrantes de una familia que fueron víctimas de un secuestro virtual en Aguascalientes.
A uno de sus familiares les hicieron creer que los tenían secuestrados y solicitaban 200 mil pesos a cambio de liberarlos.
Gracias a la oportuna intervención de la Policía Cibernética y de la Policía Estatal, con apoyo de la Policía Municipal de Ojocaliente, Zacatecas, se logró abortar la extorsión telefónica y se evitó que se hiciera algún tipo de pago.
Fue alrededor de las 20:10 horas del pasado lunes, cuando, en el servicio de emergencias 911, se recibió un reporte en la que una persona del sexo masculino solicitaba ayuda, ya que, supuestamente, habían secuestrado a sus padres y a una de sus hermanas.
Un joven identificado como Antonio, quien se encontraba en medio de una crisis nerviosa, manifestó a los policías estatales que lo entrevistaron que había recibido una llamada telefónica de una persona que dijo ser integrante de un grupo delictivo, el cual le manifestó que habían secuestrado a su mamá, a su papá y a una de sus hermanas.
Asimismo, le solicitaban la cantidad de 200 mil pesos para dejarlos en libertad, ya que, de lo contrario, no iban a dudar en matarlos.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, se le pidió que ya no contestara las llamadas y que tampoco hiciera algún tipo de depósito.
Al mismo tiempo, agentes de la Policía Cibernética procedieron a rastrear los teléfonos de las víctimas y fue, de esta forma, que se logró ubicar la señal en el municipio de Ojocaliente, Zacatecas.
Por tal motivo, se pidió apoyo a la Policía Municipal de Ojocaliente para que buscara en los diferentes hoteles de ese municipio.
Minutos más tarde, se reportó que, en un hotel ubicado en la Zona Centro del municipio de Ojocaliente, habían sido localizados el señor Humberto, de 55 años; su esposa Angélica, de 48 años, y la hija de ambos, de nombre Flor, de 30 años.