Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado comisionados al municipio de Pabellón de Arteaga, evitaron que una madre de familia cayera en una extorsión telefónica de la que estaba siendo objeto.
Y es que le solicitaban una fuerte cantidad de dinero, a cambio de no hacerle daño a su hija menor de edad, a quien presuntamente tenían privada de su libertad, situación que resultó ser falsa.
Los hechos se registraron a las 12:30 horas, cuando una mujer de nombre Guadalupe, de 48 años de edad, quien tiene su domicilio en la cabecera municipal de Pabellón de Arteaga, solicitó la intervención policiaca, en virtud de que habían privado de su libertad a su hija de 14 años de edad.
La mujer comentó que comenzó a recibir llamadas telefónicas de una persona del sexo masculino, quien le hacía saber que tenían en su poder a la menor de edad y tenía que entregarles una fuerte suma de dinero a cambio de no hacerle daño.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, le pidieron que no entregara nada de dinero y tampoco respondiera a las llamadas, al tiempo que se dieron a la tarea de tratar de localizar a la menor.
Poco después la jovencita fue localizada por la carretera federal número 45 Sur, por lo que una vez que fue asegurada sana y salva, la trasladaron a su domicilio donde se reunió nuevamente con su progenitora.
Cabe destacar que la menor señaló que recibió una llamada en su teléfono celular, donde le ordenaron que saliera de su domicilio sin decirle a ninguno de sus familiares, además de indicarle que tenía que seguir las indicaciones que le iban a dar, ya que de no hacerlo le harían daño a sus seres queridos.