Como es del dominio público, todos los profesores son sometidos a una evaluación por parte de la CNSPD (Coordinadora Nacional del Servicio Profesional Docente), y en esta ocasión se anuló el proceso, por lo que el gremio se siente burlado y considera que el problema de fondo es que no se crearon las plazas prometidas.

El maestro Gildardo Parada Daza explicó que desde el mes de abril, los asesores técnico pedagógicos del país, incluidos los de Aguascalientes por supuesto, han estado sometidos a una evaluación estricta, la que incluía un plan de intervención de dos meses, informe de responsabilidades por parte de la autoridad inmediata y examen con duración de cuatro horas.

Las plataformas creadas por la CNSPD tuvieron infinidad de problemas y no hicieron otra cosa que hacer más pesado el trámite; a pesar de ello, los interesados concluyeron el proceso.

Ahora, mediante oficio CNSPD/0797/2017, se informa a los maestros que hubo irregularidades en el proceso, ya que el examen no es adecuado para valorar las competencias de los Asesores Técnico Pedagógicos (ATP) y que se anula el proceso.

El mismo tuvo diversas fallas desde que comenzó y el pasado 11 de agosto, cuando debían reportar los resultados de la evaluación, la respuesta fue la señalada.

El gremio afectado considera una falta de seriedad de las autoridades de CNSPD y SEP ante los acuerdos realizados para la mejora de la calidad educativa. Además de la promesa de que al aprobar el proceso de evaluación se daría el nombramiento definitivo como ATP.

Consideran que todo hace suponer que no se crearon las plazas prometidas, por lo que se preguntan ¿qué pasará con todo el proceso de evaluación?

Se les indicó que serán nuevamente evaluados, lo cual creen absurdo, porque ellos no fueron los que fallaron, ellos cumplieron con el requisito de ser examinados.

Además, consideran que esta es la realidad del Nuevo Modelo Educativo y no sólo los mensajes de que “lo bueno también cuenta”, ya que la SEP está obligada a hacer las cosas bien, para eso les pagan a los respectivos funcionarios.

Parada Daza, con décadas en la docencia, además de que también es psicólogo, destacó que hay una fuerte inconformidad entre los maestros por la evaluación fallida, situación que se hace patente entre el gremio y en las redes sociales.