Staff
Agencia Reforma

MORELIA, Michoacán.- Integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) modifican drones para utilizarlos como armas y lanzar bombas a sus rivales en la región de Tierra Caliente, Michoacán.
Grabaciones divulgadas por la autodenominada Policía Comunitaria de Tepalcatepec mostraron cómo los narcotraficantes además utilizan los mismos artefactos no tripulados para grabar sus ataques, en el Municipio de Tepalcatepec.
Los drones son utilizados para sobrevolar y atacar a grupos de presuntos autodefensas que se mueven en caravana de camionetas o se resguardan en campamentos improvisados en zonas rurales.
En uno de los videos de la Policía Comunitaria de Tepalcatepec, grupo de autodefensa que surgió desde 2013 y que es señalado de presuntamente estar aliado con Cárteles Unidos, se aprecia el lanzamiento de un artefacto explosivo contra personas que viajan en al menos cinco camionetas, quienes huyen en un camino de terracería.
En otro registro también se observa cómo dos hombres son obligados a salir gateando y rodando tras el ataque a un campamento hecho con madera y plástico color negro.
Romain Le Cour, analista de violencia en la organización México Evalúa, explicó en febrero pasado a Grupo REFORMA que durante un recorrido por esta región conoció cómo los drones eran modificados para servir como armas de guerra.
Explicó que, incluso, se utilizan vasos desechables que sirven como paracaídas para que los explosivos puedan tener una caída más precisa desde el dron, al cual se le adhiere un gancho.
«Los drones los cargan con un explosivo, muy artesanal todo, le pegan un vasito de plástico que sirve como paracaídas, los drones son comerciales, los compran en Amazon o cualquier tienda, lo modifican para que tenga un ganchito y que ese ganchito pueda controlarse vía remota para que suelte el explosivo», explicó.
En esa región, donde el pasado 19 de mayo estuvo presente el Gobernador morenista Alfredo Ramírez Bedolla, también se ha verificado que en la disputa de cárteles por el control del territorio se han usado minas antipersonas, lo cual ha dejado varios militares heridos y al menos dos campesinos muertos.
El CJNG, cuyos integrantes han bloqueado el despliegue de militares en Michoacán para poder expandir sus laboratorios de producción de metanfetaminas, pelea contra Cárteles Unidos municipios como Buenavista, Parácuaro, Gabriel Zamora, Apatzingán, Morelia, Zamora y Nuevo Urecho.
En las últimas semanas, se reportó la llegada de 900 efectivos militares que se sumaron a los 4 mil 500 elementos que ya están desplegados en la entidad para enfrentar al crimen organizado.
Desde hace unos tres años, integrantes del crimen organizado han retado y rebasado a las autoridades estatales y federales a punta de balazos y narcobloqueos, y más recientemente con drones explosivos.

¡Participa con tu opinión!