El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, aseveró que el fondo de la propuesta para la modificación del sistema de las pensiones de las Afores en México es darle una mayor velocidad a la rotación al mercado laboral, por eso se quiere reducir de 1250 a 750 semanas cotizadas.

Hoy en día existen muchas personas que por cuestión de edad ya se pueden retirar del mercado laboral y así dejar el espacio para que ingrese alguien más a ese mismo puesto, sin embargo como no tienen las semanas cotizadas de 1,250, a pesar de la edad debían permanecer trabajando, frenando así la velocidad de reemplazo a este mercado.

En entrevista con El Heraldo, el titular del CIDE mencionó que al reducir a 750 semanas de cotización se permitirá que las nuevas generaciones ingresen más rápidamente a la actividad productiva en el país.

Las finanzas de las empresas ni de las pensiones se comprometen porque habrá una mayor aportación por parte de los patrones, cuyos incrementos serán paulatinas, y esto permitirá que las bolsas de retiro se encuentren preparadas en su momento para asumir este compromiso cuando una persona se retire del mercado de trabajo.

Otro factor determinante será que los empresarios asuman la responsabilidad social que tienen con sus trabajadores y desde ahora deben diseñar estrategias que le permitan generar esos recursos que serán canalizados al sistema de pensiones de sus empleados.

Alberto Aldape Barrios indicó que estos cambios favorecerán a que los trabajadores tengan una mejor posición a la hora de retirarse del mercado de trabajo.

Una vez que se hagan todas las modificaciones en el Congreso de la Unión, estos cambios podrán estarse aplicando a partir del año 2022, en función del comportamiento de la economía en general, ya que este ejercicio 2020 se encuentra complicado y se tendrá una baja fuerte en el Producto Interno Bruto, la economía se encuentra en una recesión profunda y para el 2021 se espera el inicio de una recuperación paulatina.