Mauricio Ángel
Agencia Reforma

CDMX. – ‘Te Llevo en la Sangre’, el disco que Alejandro Fernández estrenó este viernes, aborda temas en los que le canta a la soltería, a abandonar relaciones tóxicas, a fijar límites y hasta a cortarle a alguien, aunque haya amor, con tal de priorizar el respeto a sí mismo.
Si bien el regional mexicano es un género pasional, adecuado para acompañar corazones rotos, El Potrillo valora diversificar sus contenidos y la manera de interpretarlos para que así puedan conectar con quienes tienen otra inteligencia emocional.
«Los nuevos compositores que están saliendo de la música mexicana ya tienen otro brinco más maduro, en donde hablas del crecimiento que tienes como ser humano, en donde te puedes dar cuenta de que la puedes regar y pedir perdón, donde hay un plan B para arreglar las cosas…
«La temática de las canciones rancheras de antaño a las de ahorita ha tenido un brinco muy grande y somos nosotros los que tenemos que cantarlas para que las nuevas generaciones no se queden con esa idea y empiecen a engancharse otra vez con la música mexicana», reflexionó el artista, en entrevista.
De este álbum ya había adelantado sencillos como «No Es Que Me Quiera Ir» y «Difícil Tu Caso», y la canción que cierra el material se titula «La Tóxica», un dueto con Anitta.

COMPARTE CON SUS HIJOS
Alejandro Fernández se alista para dar varios conciertos, que incluyen fechas en Monterrey (Domo Care) el 7 y 8 de junio, el 18 y 19 de octubre en Guadalajara y el 26 del mismo mes en la Plaza de Toros de CDMX.
Pero entre todas las presentaciones, las de las fiestas patrias, en septiembre, son de las más especiales porque podrá compartir con sus hijos la MGM Grand Garden Arena.