Solamente quedan dos jornadas por disputar en el Apertura 2021 Grita México de la Liga MX y, en este momento, Necaxa está fuera de los doce primeros que entran, por lo menos, a repechaje. El torneo ha sido más que irregular para los Rayos, que iniciaron el semestre con Memo Vázquez a cargo y ahora tienen a Pablo Guede en los controles. El triunfo de último minuto ante Monterrey ha puesto en oportunidad a Necaxa de poder meterse entre los doce primeros de la tabla y el calendario les ha dado la bandeja de plata para lograrlo esta noche, cuando reciban a las 19:00 horas al Mazatlán.
El cuadro de Sinaloa se encuentra en la octava posición con 20 unidades y una diferencia de goles de -4, misma diferencia que tiene Necaxa, pero con 17 puntos. Estos números hacen que sea importantísimo para los Rayos sacar los tres puntos esta noche en el Victoria; de lograrlo, se meterían entre los doce primeros, a falta de una jornada, al superar por diferencia de goles a Mazatlán, teniendo las mismas unidades. En un escenario positivo, entre más goles meta Necaxa, mejor, tomando en cuenta que todavía falta una jornada.
Otro dato importante es que hay, por lo menos, cuatro equipos que están en la pelea por un boleto al repechaje cerca de Necaxa y que tienen un partido menos, es decir, que si logran sumar puntos, pueden bajar a los Rayos de posición. Esta situación hace más apremiante todavía la victoria esta noche, y también pone presión sobre los demás equipos para que comiencen ellos a hacer las matemáticas. Necaxa tiene el panorama simple: si gana sus dos partidos pendientes, es muy probable que se meta al repechaje.
Para ello, tendrán que superar a un equipo complicado como Mazatlán, que ha perdido solamente uno de sus últimos cuatro partidos y que suele pararse bien a la defensiva cuando juega de visitante. Necaxa, si de algo ha carecido este torneo es de potencia ofensiva, así que conforme pasen los minutos, la presión se irá sumando a los albirrojos, que son los obligados a sacar los tres puntos.
Es aquí cuando jugadores como Alejandro Zendejas y Rodrigo Aguirre, por mencionar casos puntuales, deberán sacar la casta y comandar al equipo, además de que se necesita a un Malagón perfecto que saque todas las aproximaciones visitantes. El último partido en casa se vuelve vital para los Rayos, que sí o sí vuelven a necesitar un triunfo que ahora sí los ponga dentro de los doce primeros. Una buena noticia es que el único antecedente de Mazatlán en Aguascalientes terminó con victoria de Necaxa, algo que, si se repite esta noche, puede ser una fiesta total para los de Guede, que siguen soñando con avanzar a la siguiente ronda.