El Instituto de Educación de Aguascalientes reportó ayer un arranque de la segunda mitad del ciclo lectivo 2021-2022 con una ligera disminución de hasta 1.5% de estudiantes que asistieron de modo presencial, respecto a diciembre pasado, lo cual se traduce en alrededor 1,500 menores de preescolar, primaria y secundaria que se quedaron en casa por motivos de esta temporada invernal.
Lourdes Carmona Aguiñaga, directora de Educación Básica del IEA, señaló que aparte deben sumarse otros tres mil estudiantes que desde el inicio de este año lectivo optaron por clases a distancia, quienes han estado acudiendo semana tras semana por los cuadernillos de trabajo de cada una de las asignaturas.
En este momento, dijo que la autoridad educativa evalúa que existe buena respuesta por parte de los padres y madres de familia en cuanto a enviar a sus hijos a la escuela, prácticamente se encuentra casi como se cerró el año 2021, las mismas escuelas que estaban trabajando de modo presencial continúan este 3 enero.
Agregó que la mayoría de los docentes se presentaron a sus centros laborales, con excepción de algunos con licencias médicas relacionadas con diferentes causas, y la asistencia presencial de los estudiantes sucedió casi de modo normal, es decir hubo una ligera disminución respecto a diciembre 2021, debido a la temporada invernal.
De modo anual, los meses de enero y febrero, a causa del clima frío, suele propiciar determinado porcentaje de inasistencia por la presencia de las afectaciones respiratorias, y esa ligera baja en la inasistencia es una buena señal respecto a la responsabilidad que asumen los padres de familia para cumplir con los protocolos sanitarios para evitar los contagios por el COVID-19 o cualquier otra infección.
Lourdes Carmona Aguiñaga apuntó que esta ligera disminución no pone en un estado de alarma a la autoridad educativa, por el contrario se ve con optimismo, porque se observa responsabilidad en las familias de Aguascalientes.
Sin embargo, estos números se estabilizaran en las siguientes dos semanas, una vez que se haga el corte de los posibles contagiados de COVID-19 durante las fiestas decembrinas. Y en esa medida se podrá planear y programar el regreso a clases generalizado de modo presencial. Por ahora, prácticamente todos los papás mantuvieron su decisión de mandar físicamente a sus hijos a clases.

¡Participa con tu opinión!