La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, tiene plenamente identificados algunos tramos carreteros que concentran la mayor incidencia delictiva, perteneciente a siete estados del país.
El sector transportista reportó durante el 2019 pérdidas económicas a consecuencia de la inseguridad por el orden de los 92 mil millones de pesos, equivalente al 0.5% del Producto Interno Bruto.
Roberto Díaz Ruiz, presidente de Canacar, precisó que los transportistas constantemente mantienen comunicación con las dependencias de seguridad para que sus peticiones en materia de seguridad en carreteras sean atendidas, al indicar que el 85% de los hechos delictivos cometidos contra operadores de carga se concretan de manera violenta, incluso lamentablemente con la pérdida de vidas humanas en algunos casos.
De acuerdo con Canacar, los tramos carreteros considerados como peligrosos para los trabajadores del volante son:

· Libramiento sur de Celaya
· Autopista Salamanca-Celaya-Pénjamo
· Autopista Irapuato-Guanajuato
· Carretera Orizaba-Veracruz
· Orizaba-La Antigua-Veracruz
· Sayula de Alamán
· Autopista Córdoba-Veracruz

Sin embargo, otros trayectos de estados como Puebla, Guanajuato, Jalisco, así como el Estado de México, Querétaro y Veracruz, son considerados como foco rojo por los transportistas.

“Todas las mercancías son atractivas para la delincuencia, se roban desde materiales para construcción, los coches arriba de las madrinas, línea blanca, productos automotrices, electrónicos, hidrocarburos, alimentos y abarrotes, medicamentos, ropa, calzado, cartón, químicos. Ahora sí que agarran parejo”, externó.