El Ayuntamiento de Jesús María está trabajando en la regeneración del río San Pedro mediante diversas acciones destinadas a convertir la zona en un área boscosa para el disfrute comunitario, según informó el Secretario de Obras Públicas Municipales, Marco Licón Dávila.
Licón Dávila destacó que estos esfuerzos son parte de la estrategia del alcalde José Antonio Arámbula López y se realizan en colaboración con CAPAS. La Comisión Nacional del Agua aprobó y autorizó la limpieza y regeneración de dos colectores marginales a lo largo del río.
El proyecto incluye la canalización de aguas residuales hacia la planta de tratamiento Sportika, que funciona al 50% de su capacidad. El objetivo es aumentar esta capacidad a 200 litros por segundo, mediante la construcción de una línea morada que devolverá agua al río San Miguelito.
En cuanto a la financiación, CAPAS contribuye con 12 millones de pesos, mientras el Gobierno del Estado aporta 23 millones a la planta Sportika y planea invertir entre 9 y 10 millones adicionales en muros de contención a lo largo del río.
El Secretario señaló que se espera concluir con éxito la regeneración de los primeros dos kilómetros, lo que incluye la rehabilitación de la cortina de la presa de más de 400 años. Además, enfatizó la importancia de la colaboración con entidades estatales y federales y la participación de expertos en georreferenciación de árboles para una reforestación equilibrada y sostenible.